Comida y Emociones

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad se deriva de nuestras respuestas adaptativas de estrés que, durante toda la historia de la especia humana y animal, nos han salvado la vida de depredadores o eventos que comprometan nuestro bienestar en general. Dicho de esta manera la ansiedad es, en alguna medida, necesaria para afrontar algún reto, dificultad o necesidad inmediata. Sin embargo, la presencia de una preocupación excesiva, anticipación y alerta por diversas circunstancias que, si bien son negativas, no representan un real peligro para el individuo, se considera un trastorno de ansiedad.

La ansiedad y los trastornos asociados a esta, son una de las condiciones psicológicas más comunes en niños, adolescentes y adultos. Se caracteriza por presentar, además de pensamientos recurrentes y anticipatorios sobre situaciones negativas, síntomas somáticos como taquicardia, sudoración, inquietud, irritabilidad, tensión muscular, alteraciones del sueño entre otros.

De la misma manera, diversos estudios han documentado que una de las características de la ansiedad es el aumento de apetito y de la ingesta de alimentos, lo que puede aumentar la probabilidad de presentar sobrepeso y con ello consecuencias metabólicas. como elevación de la tensión arterial e incremento en los niveles de cortisol periférico, entre otros. Es así que, el cortisol, es la hormona responsable de mantener la sensación de malestar y estados emocionales negativos.

¿Qué es la ansiedad por comer dulce?

Existe una importante incidencia entre dichos estados emocionales negativos y la ingesta de alimentos. Pues las cualidades sensoriales de los alimentos en especial los que contienen importantes cantidades de grasa y/o azúcares resultan atractivos para el paladar. Lo anterior, repercute en la activación neuronal de las áreas que responden a la liberación de dopamina entre otros neurotransmisores. La liberación de dopamina, se ha asociado especialmente como un efecto reforzador y de satisfacción que se encuentra especialmente en el sabor dulce de los alimentos.

Adicional a esto, la presencia de ansiedad, la insatisfacción con la imagen corporal y el sobrepeso pueden, a su vez, asociarse con la ingesta de alimentos que aportan mayor energía. Esto puede deberse a una alta sensibilidad para la obtención de recompensas a corto plazo y a una dificultad para la auto-regulación. Así mismo, se ha documentado que la disminución funcional de la dopamina, puede llevar al individuo a la compensación de la gratificación inmediata, a través del consumo de alimentos densamente energéticos, ricos en hidratos de carbono.


Para ser más claros, Es importante entender, que el acto de comer, está sabiamente puesto en el mismo lugar del cerebro en el que se registra el placer (el hipotálamo y la hipófisis trabajan juntos para lograrlo). Así mismo, ahí está ubicada tu capacidad de regular tu temperatura y sueño, así como la regulación de tus hormonas sexuales para poder procrearnos y sobrevivir como especie. En éste mismo lugar, se ubica la identificación y regulación de las emociones.

Por eso es probable que algunas personas encuentren placer y descarga emocional a través de la comida, logrando que ésta libere tensiones y dé un sentimiento de tranquilidad. Y más allá de que sea un acto que se disfrute, se puede convertir en una relación del tipo codependiente, en el que existe un malestar cuando no se tiene pero tampoco se goza del todo al obtenerlo


¿Cómo identifico si sufro de ansiedad por comer?

La ansiedad y su relación con la alimentación pueden dar lugar a una peligrosa combinación que puede acarrear graves problemas para tu salud. Si tienes esto te ocurre, es el momento de parar y cambiar tu forma de alimentarte:

· Cada vez que te sientes cansado, tenso o deprimido recurres a la comida en especial a los dulces.

· Comes compulsivamente, es decir de manera rápida hasta el punto de atragantarte.

· Consumes dulces en exceso incluso después de dejar de sentir hambre.

· Identificas pensamientos recurrentes frente a la consecución de dichos alimentos.

· Te levantas por la noche para consumir dulces.

· Te sientes culpable después de ingerirlos.

· No sabes distinguir entre antojo, hambre genuina o ansiedad

¿Cómo puedo controlar la ansiedad por el dulce?

El primer paso es identificar la causa y situaciones en las que aparecen los estados emocionales negativos, de manera que se puedan administrar de otra manera. Hacer consiente que consumir dulces hace parte de una estrategia de afrontamiento es el primer paso para controlarla. Adicional a esto, puedes seguir las siguientes recomendaciones:

· Busca actividades que generen placer o satisfacción: Deportes, caminar, meditar, leer, escuchar música, compartir tiempo con seres queridos. Etc.

· Escucha tu cuerpo: ¿Realmente estás sintiendo hambre?

· Respira lenta y profundamente: Es de las mejores y más efectivas estrategias para el manejo de la ansiedad

· Dedica tiempo para el ejercicio físico: Descarga tensiones y promueve la liberación de dopamina.

· Maneja tus emociones: Identifícalas y exprésalas siempre de manera correcta.

· Cultiva una buena autoestima: Sentirse bien con uno mismo promueve el deseo de cuidarse física y mentalmente.


¿Quiénes sufren de ansiedad?

Las estadísticas manejadas por los especialistas de la salud indican que el 20% de la población mundial puede padecer un trastorno de ansiedad a lo largo de la vida. La incidencia en los hombres es de 19% y en las mujeres es del 31%. La ansiedad se puede presentar a lo largo de nuestro ciclo vital es decir que la sufren niños, adolescentes y adultos.

¿Qué recomendaciones puedo seguir si creo que sufro de un caso grave de ansiedad?

Solamente conociendo los factores emocionales relacionados con la ansiedad podremos reforzar los hábitos saludables que nos permitan controlar el peso o la ingesta de comida dulce en este caso. Si se siguen las recomendaciones descritas anteriormente y los síntomas o comportamientos ansiosos continúan no dudes en acudir a ayuda profesional, un psicólogo te ayudará a encontrar la mejor manera de administrar tu parte emocional y alinearla con tu bienestar físico.

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo