‘Deportista’ a tus zapatos…

Uno de los mejores aliados al momento de realizar actividad física es un calzado apropiado, no basta solo con elegir aquel que mejor complemente tu vestuario, hay otros factores que se deben tener en cuenta y acá podrás encontrarlos.


Es muy amplia la oferta de calzado deportivo que se halla en el mercado; se encuentran zapatos desde muy económicos, hasta precios que superan los 500 USD y más por par. El precio no implica directamente que se trate de un calzado apropiado para tu entrenamiento, éste debe garantizar un cuidado adecuado de tus pies, articulaciones y postura corporal, entre otros factores a tener en cuenta.

Lo primero que debes saber es cuál es la morfología de tu pie, todas las personas tienen diferentes tipos de pisada y arco: tipo supino, tronador o neutro, si aún no sabes cuál es tu tipo de pie, lo puedes averiguar en un centro podológico, donde adicionalmente se te indicará cuál es aquel que más te favorece de acuerdo con tu condición personal.

Uno de los errores más frecuentes a la hora de elegir el calzado, no solo deportivo, sino en general, es el uso de una talla inapropiada, se estima que más de un 30% de la población mundial usa una talla de zapato equivocada. ¿Cómo elegir la talla? Asegúrate de conocer cuál es el tamaño en centímetros tanto de tu pie como de las hormas del fabricante y compara con la medida de tu pie.


¿Cómo medir tu pie?



Elegir un tipo de medias adecuado también es fundamental a la hora de planear tu entrenamiento, opta porque al momento de comprar tu calzado lleves contigo el tipo de medias que sueles usar para entrenar, si bien el que sean gruesas o delgadas dependerá de tu gusto personal, se debe procurar el uso de fibras naturales como el algodón que favorezcan la ventilación del pie y no lastimen la piel con el roce.

Otro de los errores más comunes radica en no amarrar apropiadamente el calzado, es importante mantener un balance entre un amarre en el que el pie no quede suelto, lo que puede desembocar en lesiones como torceduras o esguinces; pero tampoco ajustar demasiado y que se perjudique la circulación. El amarre debe asegurar tanto el pie, como el tobillo cuando se trate de calzado tipo bota.

Finalmente, las tecnologías actuales en calzado deportivo ofrecen una amplia gama de opciones dependiendo de los requerimientos específicos para cada disciplina y tipo de entrenamiento, por ejemplo el calzado para correr es diferente a aquel para jugar tenis, consulta con tu asesor de ventas el tipo específico de zapatillas para el entrenamiento que vas a desarrollar.


2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo