Embarazo y posparto De vuelta al ejercicio

En el embarazo el cuerpo de las mujeres sufre grandes cambios en todos los aspectos, una de las preguntas más frecuentes de las nuevas madres es cuándo retomar la rutina de ejercicios, acá encontrarás la respuesta.


Uno de los momentos más importantes en la vida de las mujeres que optan por ello es la maternidad, gestar una vida además de ser una experiencia que cambia completamente la vida de las mujeres, supone también un gran desafío a nivel del organismo femenino.


Hemos visto infinidad de portadas de revista de súper modelos con cuerpos tonificados y delgados a muy poco tiempo de dar a luz, toda esta presión y estereotipos coloca a las mujeres en situaciones que incluso pueden llegar a ser riesgosas para su salud; un embarazo y el parto demanda grandes esfuerzos y cambios en todos los sistemas del cuerpo y por supuesto también emocional.


Después de todo este proceso corporal, se debe tomar el tiempo necesario para volver a su estado inicial, y sobre todo aceptar que el proceso de recuperación es individual y no debe compararse con el de otras mujeres. El retorno al entrenamiento debe ser gradual y dependerá mucho del tipo de parto que haya sufrido la mujer (vaginal o cesárea).


Los cambios más grandes que sufren las mujeres tras la maternidad, además de los emocionales se alojan en el piso pélvico, core y en las mamas, aunque hay una distensión muscular generalizada y almacenamiento adicional de grasa que garantiza energía para la formación correcta del bebé.


Es muy importante respetar el periodo de puerperio o popularmente conocido como “dieta”, que corresponde a los cuarenta días posteriores al parto y permiten una recuperación inicial de energía y posibles heridas. Los kilos demás que pueden quedar en el cuerpo, suelen bajarse por medio de la lactancia, pero el re fortalecimiento pélvico y el área abdominal y lumbar.

Recomendaciones para iniciar:


· No obviar el periodo de puerperio evitará posibles lesiones en el piso pélvico, hemorragias o incontinencia.

· Inmediatamente después de cumplir la cuarentena y tras autorización médica, se puede iniciar con ejercicios aeróbicos de bajo impacto como natación y caminata, la caminata es ideal al poder ser realizada en compañía del bebé. Después del primer trimestre del bebé, una vez se ha recuperado el tono muscular, se podrán realizar actividades físicas que demanden mayor esfuerzo.

· De igual manera es muy importante mantener una hidratación adecuada en el ejercicio físico y durante la lactancia.

· Es fundamental “escuchar a tu cuerpo” y no sobre-exigirse.

· Las mamas en el periodo de lactancia están sometidas a una tensión adicional, por lo cual utilizar un sostén adecuado es de gran importancia.

· Finalmente, no debes olvidar mantener una alimentación balanceada y sana, esto te ayudará a recuperar tu cuerpo con mayor rapidez y de una forma más saludable.

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo