Nutre tus emociones

En nuestro cuerpo se produce un coctel químico encargado de estimular sensaciones como la felicidad, la tranquilidad o el placer, pero ¿cómo podemos ayudar a nuestro cuerpo a producirlo? acá te lo contamos.


El cerebro, y más específicamente el hipotálamo y la glándula hipófisis, son los encargados de producir el conocido “Cuarteto de la felicidad”, que se refiere a los cuatro neurotransmisores (oxitocina, dopamina, serotonina y endorfina) encargados de estimular la sensación de bienestar en el cuerpo.

La oxitocina cumple una función muy importante desde los primeros momentos de la vida, su producción por ejemplo, aumenta de manera dramática al momento del parto y estimula la producción de leche materna, además de generar un vínculo emocional muy fuerte entre la madre y el recién nacido, no gratuitamente se conoce como la hormona del amor; la producción de oxitocina a lo largo de la vida estimula la sensación de protección y confianza. Aumentar la producción de oxitocina es muy sencillo, aunque no se encuentra en alimentos, acciones como dar un abrazo, un regalo, acariciar a quien amas o meditar, pueden contribuir a esto.

El segundo ingrediente de este coctel es la dopamina, también conocida como la hormona del placer; estimula en el cuerpo el impulso de trabajar por un objetivo, entonces este neurotransmisor está relacionado con la motivación, al ser la hormona del placer, también está relacionada con las conductas adictivas. Una de las maneras de estimular la producción de dopamina en el organismo, es mediante la realización de ejercicio y actividad física, trazar metas u objetivos, cumplirlos y celebrarlos, por más pequeños que estos parezcan, también eleva sus niveles.

La serotonina, que es conocida como la hormona de la felicidad, es aquella que te hace sentir con plenitud y a gusto contigo mismo y tu entorno, también está relacionada con la aceptación propia y la vocación de servicio; la ausencia de serotonina en el organismo desencadena estados de depresión. Realizar ejercicio aeróbico, correr, compartir con amigos, pensar en recuerdos felices y exponerse a la luz del sol, promueve la producción de esta sustancia. La serotonina de nuestro cuerpo tiene cuatro enemigos bien definidos que se deben evitar: el estrés, el consumo excesivo de azúcares refinadas, hidratos de carbono y grasas superpocesadas, disminuyen la serotonina del organismo.

Finalmente, el último ingrediente de este cuarteto es la endorfina, también conocida como el analgésico natural del cuerpo, es la respuesta natural del organismo al dolor, produciendo relajación, es por esta razón que se utiliza de manera sintética como tratamiento médico para el dolor. Pero esta no es su única función en el organismo, también se relaciona con la memoria, los procesos de aprendizaje y el sueño. Para promover la producción natural de dopamina se deben incluir en la alimentación legumbres, hortalizas, carnes y pescados, además de practicar actividad física de manera regular.

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo