Tips para tener una tiroides de oro

Una de las causas más comunes de los desórdenes endocrinológicos está relacionada con el mal funcionamiento de la glándula tiroides, si bien el tratamiento médico es indispensable, acá te dejamos unas recomendaciones para su cuidado.

La glándula tiroides, que se halla en el cuello a la altura de la conocida como “manzana de adán”, cumple un rol fundamental en el funcionamiento de nuestro organismo, al ser ésta, entre otras funciones, la encargada de regular todos los procesos metabólicos celulares, hormonales, y de crecimiento y desarrollo del cuerpo humano; incluso su funcionamiento incide directamente en la parte emocional y nerviosa. En los últimos años los desórdenes tiroideos han ido en aumento debido al exceso de alimentos sobreprocesados y los hábitos de vida sedentaria, siendo estos dos factores indispensables para su correcto funcionamiento.

Los desórdenes tiroideos se manifiestan de muchas maneras, señales de esto son por ejemplo resequedad en la piel, desórdenes de peso, irritabilidad o depresión, pérdida del cabello, falta de energía, problemas de sueño, taquicardia y desórdenes menstruales solo por mencionar algunos.

Algunas recomendaciones para su cuidado son:

1. Incluir el yodo en la dieta. Este mineral se haya presente en alimentos como las espinacas y la alcachofa, no obstante, la sal comercial viene enriquecida con este elemento para alcanzar los niveles diarios requeridos del mismo.

2. Regular el consumo de soya y maní.

3. Moderar el consumo de gluten, en su lugar preferir cereales y harinas integrales.

4. Evitar al máximo la ingesta de alimentos altamente procesados como golosinas de paquete, gaseosas y comidas con altos contenidos de grasas trans.

5. Si se tienen problemas tiroideos se recomienda que el consumo de coliflor, brócoli y coles sean al vapor.

6. Evitar el tabaco, alcohol y exceso de medicamentos.

Por otra parte, el ejercicio que será siempre el perfecto aliado para lograr ese match de vida saludable, ayuda al cuidado tiroideo tanto de manera preventiva como si se cuenta con algún tipo diagnóstico disfuncional de la tiroides.

1. La práctica regular de actividad física ayudará a mantener un peso saludable, lo que incide directamente en todos los procesos metabólicos del organismo.

2. El ejercicio también mejora el descanso y brinda claridad mental; una psique equilibrada evitará la producción en exceso de cortisol, la hormona del estrés.

3. Si tienes desórdenes de este tipo, es necesario pedir a tu médico deportivo recomendaciones de ejercicio específicas para tu caso, a fin de evitar el sobre-entrenamiento que pueda llegar a generar mayor fatiga.

Finalmente, es importante incluir dentro de los controles médicos anuales un chequeo tiroideo.

22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo